Bodegas y Vinos   Bodegas y Vinos en Facebook Bodegas y Vinos en Twitter Bodegas y Vinos en Google+  
 

Denominaciones de Origen
Vinos de la Tierra
Bodegas
Vinos
Añadas
Uvas

Alta Bodega
Alta D.O.
Alta Vino de la Tierra
Acceso propietarios
Publicidad

Actualidad
Bodegas
Catas
Certamenes
Complementos
Enologia
Eventos
Ferias / Congresos
Formacion
Gastronomia
I+D
Libros
Marketing
Noticias
Premios
Regalos
Turismo/Rutas
Vinos

Buscador
Alta reportajes

 

Quienes somos
Contacto
Condiciones Uso
Politica Privacidad
Mapa web

 
 
 

Actualidad » El mercado español de vinos acusa el impacto de la recesión económica con una caída del 5 % del consumo

 
 
Rioja mantiene un destacado liderazgo y sustenta su mejor posicionamiento en los vinos criados.
La evolución del mercado de vinos en España durante 2008 ha sido fiel reflejo de la situación de recesión económica que atraviesan todos los sectores, con un descenso global del consumo de vino del 5 %, descenso que ha afectado igualmente al conjunto del mercado de bebidas. A pesar de este comportamiento negativo de la demanda, la Denominación de Origen Calificada Rioja continúa liderando el mercado de vinos de calidad en España, manteniendo su cuota de participación respecto al conjunto de los vinos con D.O. en el entorno del 40%. Este sólido posicionamiento de los vinos de Rioja se sustenta principalmente en los vinos de crianza, cuyas ventas han sufrido menos que otras categorías el descenso del consumo, y en ser el referente de calidad y prestigio para los consumidores españoles.

De acuerdo con los datos del estudio de mercado realizado por la consultora Nielsen, que controla las ventas de vino a través de los canales de hostelería y alimentación (entre ambos representan en torno a un 70 % del total comercializado en el mercado español), el menor consumo de vino en España durante 2008 ha afectado más a los vinos de mesa, especialmente a los envasados en formato de cartón, que a los vinos con Denominación de Origen, que han alcanzado ya el 50 % de las ventas totales. De hecho, los vinos con D.O. han sido los únicos que han logrado aumentar sus ventas en el canal de alimentación durante 2008, aunque este incremento no ha logrado compensar la caída experimentada por las ventas de la hostelería.

Dentro de la tendencia global decreciente del consumo de vino, esta mayor aceptación de los vinos con D.O. por los consumidores es indicativa del cambio que se viene produciendo desde hace varios años hacia un consumo menor pero de mayor calidad. El valor diferencial que el consumidor otorga a los vinos con Denominación de Origen permite que el descenso global de la demanda les afecte en menor medida, al tiempo que la mayor disponibilidad de oferta de este tipo de vinos en la alimentación posibilita el crecimiento de sus ventas dentro de este canal.

En el comportamiento de las ventas en los diferentes canales, destaca en 2008 el descenso (-8,6 %) de todos los tipos de vinos en la hostelería, el canal que más ha acusado la pérdida de demanda.

Aunque esta pérdida ha sido algo más suavizada en el caso de los vinos con Denominación de Origen, la hostelería ve reducido de nuevo su nivel de importancia para la venta de este tipo de vinos hasta el 54,5 %, frente al 45,5 % que concentra el canal de alimentación. De este modo se pone de manifiesto que las actuales circunstancias de crisis económica afectan especialmente a la hostelería y, a pesar de que sigue siendo el principal canal de venta de los vinos de calidad y mantiene su gran relevancia como mercado de creación de marca e imagen, acusa un mayor freno en su evolución, en parte debido también a problemas estructurales del sector que vienen manifestándose desde tiempo atrás. En el caso de Rioja la hostelería es el primer canal de distribución, ya que concentra un 62,5 % de las ventas, porcentaje que en los vinos criados es aún mayor, pues alcanza el 66,5 %, pero el consumo en el hogar de vinos de calidad va adquiriendo día a día mayor peso específico y por ello el canal de la alimentación sigue ganando peso en la comercialización de vinos con D.O. en general y de Rioja en particular, a pesar de ser un canal de distribución tan competitivo.

Aspecto muy destacable de la evolución de las tendencias de consumo durante 2008 es el hecho de que los vinos blancos hayan sido el único tipo de vinos que han tenido crecimiento en el último año y que supongan ya más del 20 % del mercado de vinos en España. Esta evolución positiva ha venido a confirmar el acierto de la estrategia puesta en marcha por la D.O. Ca. Rioja para potenciar sus vinos blancos con la incorporación de nuevas variedades y la plantación de nuevas hectáreas de viñedo exclusivamente dedicadas a la producción de estos vinos, medidas que tardarán aún varios años en ofrecer resultados tangibles.

En lo que se refiere a la distribución de las ventas entre las diferentes Denominaciones de Origen, se mantiene la situación de reparto de cuota de mercado en términos similares a los últimos años, con una indiscutible posición de liderazgo de los vinos de Rioja (37,4 %), tras la que se sitúan a considerable distancia los vinos de Ribera del Duero (8,4 %) y Navarra (7,3 %). Una de las amenazas más significativas para el mantenimiento de la cuota de mercado por parte de Rioja proviene de la competencia que representan los vinos de D.O. en sus respectivas regiones productoras, competencia que afecta principalmente a los vinos jóvenes en el segmento de precios más económicos, segmento al que se han incorporado Denominaciones que hasta ahora competían en niveles de precio superiores.

El haber mantenido durante más de una década una cuota de mercado en torno al 40 % de las ventas de vinos con D. O., frente a la fuerte competencia que ha supuesto el incremento de ventas de estos vinos en España (más del 100 %), demuestra que los vinos de Rioja disfrutan del reconocimiento y fidelidad de los consumidores gracias a la buena imagen de la Denominación, así como a una competitividad basada en su capacidad para adecuarse a la demanda, atendiendo con su oferta los diferentes segmentos del mercado y manteniendo la imagen de los vinos criados como elemento de diferenciación. Esa asociación entre los valores de Rioja y de Crianza, establecida como un vínculo con una gran relación calidad/precio y diferenciación, otorga una mejor competitividad frente a la oferta de otras regiones y es una de las claves del crecimiento de Rioja en los años precedentes, así como la mejor defensa ante las actuales amenazas a la demanda de vino en España, especialmente a causa de la recesión económica.

Si contemplamos, por último, la comercialización del vino de Rioja por áreas geográficas, podemos observar como datos significativos el peso del área Norte (País Vasco, Cantabria, Navarra, La Rioja, Burgos y Palencia), ya que concentra el 30,8 % de las ventas totales de Rioja en España. Le sigue en importancia el área Sur (Andalucía y Extremadura), que concentra el 16,4 % de las ventas de Rioja y que también tiene una alta participación de Rioja en el total de ventas de vinos con D.O., pues en la hostelería llega a alcanzar el 58,6 %. En general la distribución de ventas de Rioja entre las diferentes áreas y las cuotas de participación respecto a otras D.O. se han mantenido durante 2008 con ligeros altibajos.
02/04/2009 - Grupo Peñín
Logo

Más reportajes

22/04/2014

 

22/04/2014

 

22/04/2014

 

22/04/2014

 

21/04/2014

 

16/04/2014

 

16/04/2014

 

16/04/2014

 

16/04/2014

 

16/04/2014

 
 
 
 
 
 
 
 
© 2014 BodegasyVinos.info Guia de Bodegas, Vinos, Cavas, Denominaciones de Origen y Enología.